El fallecimiento de jubilados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se duplicó durante los meses de pandemia. Las causas no son únicamente por COVID-19. Solo entre marzo y agosto de este año hubo 12.112 decesos.

En total, 14.304 jubilados y pensionistas fallecieron en los primeros siete meses del 2020, por distintas causas. Solo entre marzo y agosto hubo 12.112. De acuerdo a El Comercio, el mayor pico fue en abril, con 4.476 casos.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, las cifras de este 2020 son superiores. De enero a julio del 2019 hubo 6.910 decesos. Este año se duplicó. Del total de muertes de lo va del año, el 75% de los fallecidos son pensionistas que pertenecen al fondo de Vejez del IESS.

En febrero de este año se registraron 764 muertes y para marzo subió a 1.548. Los adultos mayores, de más de 60 años, forman parte del grupo de personas vulnerables al COVID-19.

El número de fallecidos, a nivel nacional, se ha disparado desde marzo, duplicándose o triplicando en algunas provincias su número con respecto al año anterior. Por ejemplo, según los datos del Registro Civil, en julio de este año, Pichincha reportó 2.768 decesos, mientras que en julio de 2019 hubo 1.127. Entre enero y julio de este año hubo un total de 10.953 fallecidos y en este mismo periodo en 2019 hubo 7.629.

Fuente: El Comercio, Registro Civil