El alcalde de Quito, Jorge Yunda, dijo que el objetivo es importar 200.000 test en los próximos días, pero con una proyección de llegar a un millón de pruebas.

Un vuelo proveniente de Corea del Sur aterrizó la noche del lunes 20 de abril de 2020 en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito con 5.000 pruebas PCR que permiten detectar si una persona ha sido infectada por coronavirus.

El vuelo salió desde Seúl y pasó por Hong Kong, Cincinnati, Miami, Lima y Panamá, antes de llegar a Quito.

El alcalde Jorge Yunda informó que los test serán inicialmente aplicados en el personal médico, Policía Nacional, Policía Metropolitana y agentes metropolitanos de tránsito. Yunda dijo que en los próximos días se tiene previsto que lleguen otros cargamentos hasta completar las 200.000 pruebas.

“En el largo plazo aspiramos a importar un millón de pruebas para llegar a la mayor cantidad de ciudadanos”, dijo el funcionario. El secretario de Salud, Lenin Mantilla, explicó que las pruebas permanecerán en una cadena de frío para conservar sus componentes y garantizar los resultados.

Para hacer las pruebas PCR, Mantilla dijo que las tomas de las muestras son rinofaríngeas, es decir, que se realizan con un hisopo. Luego de este proceso son llevadas a los laboratorios certificados por el Ministerio de Salud en donde se determina si las personas tienen o no Covid-19.

Además, dijo que ya existe un cronograma con el que se empezará a aplicar las pruebas, recalcando que los “trabajadores de primera línea serán los primeros en acceder al diagnóstico”. Yunda insistió en que el distanciamiento social y el uso de mascarillas son las principales herramientas para vencer a la pandemia