Según el portal La Fuente, seis de los once asambleístas de Manabí estarían vinculados en el presunto reparto de los hospitales de esta provincia, a cambio de apoyo político al Gobierno.

En un video publicado en ese sitio web, se detalla los nombres de los legisladores y el supuesto control que tendrían en el manejo de las casas de salud en Manabí.

La Fuente señaló que Karina Arteaga, de Alianza PAÍS, estaba a cargo del hospital de Chone; Karla Cadena, asambleísta independiente, del hospital de Portoviejo; Carlos Vera, de Alianza PAÍS, de los hospitales de Portoviejo y Junín; Carlos Bergmann, de Alianza PAÍS, del hospital de Manta; Teresa Benavides, de Alianza PAÍS, del de Jipijapa; y Daniel Mendoza, de Alianza PAÍS, de los hospitales de Portoviejo, Bahía de Caráquez y la construcción del sanatorio de Pedernales.

Según el portal La Fuente, 6 de los 11 asambleístas de #Manabí estarían vinculados en el presunto reparto de los hospitales de esta provincia, a cambio de apoyo político al Gobierno. pic.twitter.com/jLcaXWEYPO

En este último, la Fiscalía investiga a una presunta red de delincuencia organizada, de la que sería parte Mendoza, quien se encuentra detenido.

Ecuavisa buscó la versión de los implicados. Cuatro no contestaron sus teléfonos.

Bergmann, en cambio, señaló que ya no pertenece a PAÍS, que no tiene nada que contestar y que de existir pruebas que presenten. Por su parte, Cadena, aclaró que desde 2018 ya no es parte de PAÍS, que su esposo sí trabajó en la Corporación Eléctrica, que su hermano laboró en el IESS, pero que en ningún momento fue parte de cuota política.

Esta semana el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, sin dar nombres, confirmó que conoce de influencias de los legisladores en la gestión hospitalaria.

Las influencias por cargos o por el control de las empresas del Estado desde el Legislativo, no es un tema nuevo. En 2019, el entonces ministro de Energía, Carlos Pérez , denunció que recibía llamadas para pedir puestos de trabajo.

Video de La Fuente