Quito – El canciller de la República, José Valencia, explica las motivaciones para haber tomado la medida de pedir visa a venezolanos. Esta entrará en vigencia en 30 días.

¿Por qué el Gobierno toma ahora la medida de la visa?

El motivo es la imparable emergencia migratoria que está viviendo Ecuador. Desde hace dos años ha llegado un flujo importante desde Venezuela al país. En Ecuador se han asentado unas 330.000 personas. Lo que más nos preocupa es lo que se viene: hay una proyección de la Plataforma de Coordinación de Naciones Unidas liderada por Acnur y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), que indica que a finales de este año llegarían a medio millón. Esto es una preocupación por las dificultades que representa la incorporación , tanto en el mercado laboral, así como el impacto en el presupuesto del Ecuador. A la par vemos la urgencia de acogerlos, por las circunstancias que les han obligado a salir de su país.

¿En qué consiste la visa humanitaria?

La visa humanitaria tiene dos propósitos: el primero es de regularizar a las personas, es una visa gratuita, esto va de la mano del censo. Pero los venezolanos que lleguen pueden también aplicar a la visa humanitaria o a una de turismo, o de trabajo. Estas visas se entregarán en los consulados. Nuestro propósito es ordenar la migración. Existe una urgencia de cubrir la falta de información que tenemos.

¿Es una medida para restringir la movilidad?

El propósito no es restringir, sino racionalizar el flujo.

En su discurso, el presidente Moreno ató el tema seguridad al del control de la migración.

¿Están atados?

El Gobierno ve a la migración como un fenómeno complejo, pues se vinculan temas como prestación de servicios públicos, educación, mercado laboral y seguridad pública. La seguridad no es el único que está en mente en el país, pero sí es uno de ellos.

¿Desde cuándo regirá la visa para los que lleguen al país?

Entra en vigencia 30 días a partir de 30 días de suscrito el decreto. En este tiempo se deberán realizar una serie de preparativos, administrativos en los consulados en lo que concierne al exterior y en las coordinaciones zonales a lo interno. También en los controles de la frontera, para empezar a requerirlos.

¿En 30 días los venezolanos que no tengan visa ya no podrán entrar?


Luego de entrar en vigencia, efectivamente deberán cumplir ese requisito para ingresar. Recuerde que Venezuela no es el caso único. Ciudadanos de otros países también deben presentar visa. Es importante recordar que el Gobierno ya anunció que estaba preparando esta medida en mayo ante la Asamblea.

Nuestro propósito es ordenar la migración. No queremos que sigan llegando personas al país y que no tengamos pleno conocimiento de quiénes son y qué hacen”.

¿Cuándo arranca el censo y cómo funcionará?

Estamos trabajando, tenemos un programa, se han hecho los preparativos iniciales del mismo. Se va a trabajar con organizaciones internacionales, que nos darán asesoría en esta materia. Se va a convocar para que se inscriban en el censo, donde haya concentración de venezolanos se desplegarán equipos de trabajo para que lleguen a ellos. Necesitamos tener un conocimiento mayor de la población migrante. Así se puede trabajar mejor en provisión de servicios, y en que el Gobierno obtenga recursos tanto dentro como fuera del país de fondos para asistencia a extranjeros.

¿De dónde saldrá el dinero para el censo?

Va a salir del Estado ecuatoriano, pero estamos alentando a la comunidad internacional para que se involucre más en el tema. Se buscará recabar recursos de organismos internacionales. Según los cálculos cuando la población era menor 80 millones y la ayuda internacional llegaba a 15 millones. Ahora la necesidad de recursos será mayor.

¿Por qué es necesaria una reforma a la ley de movilidad para que se puedan concretar las medidas sobre las que estamos conversando?

Hay varios temas. Uno es que se prevea en la ley la existencia de situaciones como la actual. La ley ecuatoriana no contempla esta situación, no se había previsto una condición migratoria emergente, como esta. Por ejemplo, la amnistía que está contemplada en el decreto, la visa humanitaria gratuita, es una innovación con respecto a la ley. Además debe haber previsión a futuro sobre renovación de visados, la situación del núcleo familiar, entre otros. (I)

FUENTE: El Universo