Tras un mes de julio con una elevada y acelerada cantidad de contagios de COVID-19, a escala nacional, para agosto se proyecta una situación igual o mayor, según los expertos.

El relajamiento de la población y medidas como la apertura de playas pueden incidir en ello para posiblemente insentivar, la propagación del virus.

Según el criterio de los expertos, creen que se debería aplazar aperturas como de la playa el próximo 5 de agosto, además señalan que el manejo de la pandemia se fue de las manos.

¿La solución? realizar un trabajo comunitario radical. A la par, la Federación Médica Ecuatoriana y la Asociación de Municipalidades, firmarán un convenio para que especialistas apoyen a los municipios en el manejo de la pandemia.