Parecería una novela de suspenso, pero, es real. Andrés Arauz y Rafael Correa serán candidatos para la Presidencia y Vicepresidencia de Ecuador en representación del Movimiento Compromiso Social, Lista 5.

Esta primicia la dio a conocer, el asesor de comunicaciones del exmandatario, Amauri Chamorro, en un twitte. «El binomio de la Revolución Ciudadana para las elecciones presidenciales del 2021 en Ecuador tendrá a Andrés Arauz como (candidato a) presidente y a Mashi Rafael (Correa) como vicepresidente», aseguró el Comunicador. Las elecciones presidenciales y de asambleístas están pactadas para el próximo 7 de febrero de 2021.

La participación del Movimiento Político que lidera el ex presidente, se da, tras la autorización del Tribunal Contencioso Electoral, una vez, realizado el levantamiento de formulación de cargos, en control de Compromiso Social.

Actualmente, el guayaquileño Correa, reside a las afueras de Bruselas, capital de Bélgica, país del que es oriunda su esposa.

Por su parte, Arauz, quien ayer se incorporó también al Grupo de Puebla, ocupó varios cargos del gabinete económico de Correa, además de haber sido su ministro de Cultura y director del Banco Central durante parte de su mandato.

Aunque, ya es oficial la participación del binomio, mañana, el frente UNES (Unión por la Esperanza) coalición de dos partidos y varios movimientos sociales ratificará la moción.

Con la derecha dividida, tras el derrumbe de popularidad del Gobierno de Lenin Moreno, con una oposición también fragmentada y con el país sumido en una crisis económica y sanitaria por la pandemia, el correísmo se presenta como la principal minoría del país con una intención de voto del 31,4%, según la última encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), publicado a principio de mes.

Sin embargo, Correa podría estar impedido ya que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador​ ratificó en julio la condena de ocho años de prisión por un delito de cohecho y a pagar una indemnización como «autor» del mismo al expresidente, imputado por el caso «Sobornos 2012-2016».

Tras dos semanas de deliberación, la Corte respaldó la sentencia emitida en primera instancia contra el exmandatario y la mayoría de los 18 condenados en el expediente.

«El tribunal desecha recursos de apelación de la mayoría de sentenciados, ratifica la pena por cohecho para 18 -incluido Rafael Correa- y modifica la sentencia para dos», informó la Fiscalía General del Estado en redes sociales.

También se establecieron «parámetros proporcionales» de compensación al Estado por los daños causados, de forma que los autores estén obligados a abonar una suma de 778.224 dólares cada uno y los cómplices 368.632 dólares.

El destino del país está en juego y la población ecuatoriana tendrá en sus manos el futuro de la nación, misma, que atraviesa por una crisis sanitaria y económica.