Las asociaciones que fortalecen los derechos de las personas con discapacidad piden que se anulen rápidamente los carnets de discapacidad que fueron entregados de manera fraudulenta en Ecuador. Esta anulación será posible con una sentencia ejecutoriada judicial.

Los registros del Ministerio de Salud, señalan que 2.545 carnets se otorgó de manera irregular y ahora son investigados por la Fiscalía.

La presidenta de Asopléjica, Betzabeth Pilalola, señala que la inhabilitación definitiva de estas credenciales no es lo único que se solicita a las autoridades. “Quienes son los calificadores, quienes entregaron los carnets deberían ya de estar en la cárcel. Se están haciendo las investigaciones del caso, pero como usted lo ve a paso lento”, expresó.

No obstante, la suspensión definitiva de los carnets dados de forma fraudulenta es un proceso que debe cumplirse cuando la justicia emita una sentencia, así lo explicaron sus autoridades.

“Como se indica en la normativa legal, una vez que exista sentencia ejecutoriada, entonces podrá hacerse una anulación definitiva que afecte los efectos de cada uno de los carnets, esto quiere decir el derecho de las personas con discapacidad que han obtenido estos carnets de forma fraudulenta, si es que la justicia, así lo determinaría”, dijo Luis Francisco Contreras, director de Discapacidades del Ministerio de Salud

Según la información de la Fiscalía General del Estado, respecto a este tema se abrió 47 investigaciones a cargo de cinco fiscales. Dentro de los delitos investigados están el tipificado contra la fe pública, defraudación tributaria, asociación ilícita y delincuencia organizada.

Muchas personas con discapacidad están a la espera del avance de estas investigaciones para que se sancione a los responsables.

Fuente: Ecuavisa