En la Asamblea de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), efectuada en Rukullakta, Napo, las bases resolvieron romper el diálogo político con el Gobierno del presidente Lenín Moreno.

A través de un comunicado, emitido este sábado 24 de agosto del 2019, la dirigencia del movimiento indígena anunció que a partir de octubre se “activarán movilizaciones desde los territorios”, en rechazo a las concesiones mineras y petroleras. También manifestarán “en contra de la privatización de los sectores estratégicos del país”.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, señaló en su cuenta de Twitter que la resolución adoptada en la Asamblea, acogió una decisión colectiva del movimiento, en rechazo al extractivismo. La medida se adoptó tras un debate y análisis de propuestas, que contó con la participación de más de 600 representantes de los pueblos y nacionalidades indígenas.

Según la organización, ante la “falta de resultados concretos”, resolvieron la ruptura política del diálogo con el Gobierno. Además, hicieron

Advertisement
Visual Composer Website Builder
un llamado a la unidad de otros sectores sociales para efectuar un paro nacional contra la política económica del régimen.

“Se convoca a la unidad de todos los sectores sociales y organizaciones de trabajadores, campesinos, estudiantes, mujeres, jubilados, etc, para activar un paro nacional definitorio contra las políticas neoliberales, las presiones del acuerdo con el FMI por sus graves consecuencias hacia los sectores más vulnerables de la sociedad y la restricción de derechos colectivos, que el actual gobierno ha emprendido” reza el comunicado.

Hasta las 13:00 de este sábado 24 de agosto la Secretaría de Comunicación de la Presidencia no ha emitido ningún pronunciamiento sobre la decisión de la Conaie. Tampoco lo ha hecho el Ministerio de Gobierno.