El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Bolivia confirmó este miércoles la muerte de diez personas durante los veinticuatro días de conflicto social en el país.

«El IDIF realizó la valoración forense de 10 cuerpos a nivel nacional, cuatro son de Santa Cruz, tres de Cochabamba, dos de La Paz y uno de Potosí», informó el director del IDIF, Andrés Flores.

De acuerdo con el organismo, de las diez muertes registradas hasta la fecha, «ocho perdieron la vida por proyectil de arma de fuego», reza un boletín.

Este miércoles, Roberth Ariel Calizaya Soto, de 20 años, murió tras recibir un impacto de bala durante los enfrentamientos entre seguidores del MAS y grupos que apoyan el golpe de Estado en la ciudad de Montero, departamento de Santa Cruz, según reportó el periódico local El Día.

El IDIF también reportó que en Yapacani, departamento de Santa Cruz, se hizo la valoración forense de un cadáver no identificado de 16 a 20 años, con un traumatismo facio craneal como causa de muerte, que habría sido provocado

Advertisement
Visual Composer Website Builder
por proyectil de arma de fuego.

Otras muertes por arma de fuego reportadas por el Instituto fueron las de:

Marcelo R. T. y Mario S., en la ciudad de Montero, departamento de Santa Cruz.
Marcelino J. E., de 53 años, en Betanzos, departamento de Potosí.
Percy R. C. N., de 32, y Beltran P. C. A., 21 años, en La Paz.
Miguel L. G., de 24, en la ciudad de Cochabamba.

La tensión en Bolivia tras las elecciones generales del pasado 20 de octubre estalló con el golpe de Estado contra Evo Morales del domingo pasado, que obligó al mandatario depuesto a solicitar asilo político en México.

La autoproclamación como presidenta interina de la senadora Jeanine Áñez, sin tener quórum en el Senado, provocó que miles de bolivianos protestaran este miércoles en La Paz, El Alto y Montero, pese a la represión de la Policía y las Fuerzas Armadas.