El Consejo Nacional Electoral (CNE) canceló la inscripción del partido Adelante Ecuatoriano Adelante, fundado por el empresario guayaquileño, Álvaro Noboa. En un siguiente paso, pueden acudir al Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para apelar la resolución.

La decisión se tomó con el voto dirimente de la presidenta del CNE, Diana Atamaint, en una sesión virtual de este jueves 30 de julio, en la que no participó la consejera Esthela Acero, quien solicitó vacaciones.

Su ausencia complicó la votación. En un primer momento se contó con los votos a favor de José Cabrera y Atamaint. En contra de Luis Verdesoto y Elena Nájera (primer suplente), y la abstención del vicepresidente, Enrique Pita.

Este último alertó que al haber un empate debía dirimirse. Y entonces se produjo una nueva votación en la que ratificaron su decisión, por lo que Atamaint tuvo que dirimir, cuyo resultado fue la cancelación de la organización política del Registro Permanente de Organizaciones Políticas.

Según la resolución, Adelante Ecuatoriano Adelante, «no cumple con las condiciones para su registro» por estar incursa en los términos de cancelación, expresamente en el numeral 3, que señala: «Si las organizaciones políticas de ámbito nacional no obtienen el cuatro por ciento de los votos válidos en dos elecciones pluripersonales distintas y consecutivas a nivel nacional; o, al menos tres representantes a la Asamblea Nacional; o, al menos el ocho por ciento de alcaldías; o, por lo menos un concejal o concejala en cada uno de, al menos, el diez por ciento de los cantones del país».

Hace pocos días, Álvaro Noboa anunció que será precandidato a la presidencia de la República en las elecciones generales de febrero del 2021. Y desde las bases del partido, se informó que el 9 de agosto se conocería su candidato a binomio.

Otras cuatro agrupaciones provinciales también fueron canceladas con el voto dirimente de Atamaint. Estas fueron Conciencia Ciudadana, Salud y Trabajo; Vive, del exconcejal de Quito, Antonio Ricaurte; y META fundado por el político Alfonso Harb.

Estos movimientos incurrirían en el numeral 4 del artículo 327 del Código de la Democracia para su cancelación, al no obtener el 3% en dos elecciones consecutivas en su jurisdicción.

Esta revisión de requisitos inició el 5 de junio pasado, y en una primera etapa fueron canceladas otras ocho agrupaciones locales.

En todo caso, sus representantes podrán acudir hasta el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para apelar las resoluciones.

Estas cancelaciones se dan a diez días de que arranquen los procesos de democracia interna para elegir sus candidatos a las elecciones generales del 2021, en las que se elegirá binomio presidencial, asambleístas y parlamentarios andinos.

De ratificarse la extinción de estas organizaciones en el TCE, estarán habilitadas 91 para postular candidatos.

A esto se suma, que el CNE debe definir sobre la participación de Juntos Podemos, Fuerza Compromiso Social, Libertad es Pueblo y Justicia Social, que enfrentan una posible extinción al ser observadas por la Contraloría del Estado, que en una auditoría al sistema de verificación de firmas para su calificación, se detectó que incumplen con el número de firmas para constar en el registro nacional. (I)