La millonaria condonación sería parte de los acuerdos entre el Gobierno y el magnate de las telecomunicaciones para renegociar el contrato suscrito en 2008

Según una investigación periodística publicada en el Portal Digital LaHistoria.ec, el contralor subrogante, Pablo Celi de la Torre, junto a su equipo, habrían perdonado una glosa a la compañía CONECEL (CLARO) por USD 112 millones de dólares debido a un presunto perjuicio en la asignación de una frecuencia adicional en el año 2008.

En agosto de 2018, la directora de auditoría en telecomunicaciones de la Contraloría, Silvia Pérez Vinueza, presentó el informe del examen especial realizado a la adenda para la asignación de una frecuencia adicional otorgada por el Estado a favor de la compañía Conecel, como alcance al contrato original de Servicio Móvil Avanzado (SMA) en la banda de 1900 MHz.

La conclusión central del referido informe estableció que el valor de las bandas adicionales entregadas a CLARO, debió ser USD 291.9 millones y no USD 180 millones como aprobaron las autoridades del Ministerio de Telecomunicaciones y la Agencia de Regulación y Control (Arcotel), con asesoría de la consultora Aseta (Asociación de Empresas de Telecomunicaciones de la Comunidad Andina).

En este sentido, en septiembre del 2018 se estableció que el perjuicio al Ecuador, según el máximo organismo de control, era

Advertisement
Visual Composer Website Builder
de USD 111.906.514 millones de dólares, monto que debía ser pagado en forma solidaria por la empresa de Carlos Slim y los funcionarios vinculados.

Posterior a esta conclusión, el 28 de junio de 2019, los auditores Jenny Monar y David Andrade establecieron que el perjuicio económico dictaminado por la auditoría sobre la base del análisis técnico ya no es aplicable”.

El equipo justificó su informe con un documento de apenas dos páginas que tuvo como sustento un informe referencial de la consultora Nera Economic Consulting, contratada por la propia empresa glosada.

Según se lee en la investigación, la millonaria condonación sería parte de los acuerdos entre el gobierno de Lenín Moreno y el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim para renegociar el contrato suscrito en 2008.

Además, dos meses después del millonario perdón, en agosto de 2019, el yerno de Carlos Slim, Daniel Hajj, visitó al presidente de Ecuador Lenín Moreno, a quien estrechó su mano tras sellar un acuerdo de una próxima concesión de nuevas frecuencias de tecnología 5G.

Toda la información en La Historia.ec