El exasambleísta Daniel Mendoza rindió su testimonio anticipado por supuesta delincuencia organizada dentro del caso Hospital de Pedernales. En su versión ante el juez, el exlegislador morenista ratificó que, para la elección de las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional, el Ejecutivo habría ofrecido a los legisladores la designación de cargos públicos. Además, reveló que el exlegislador Eliseo Azuero les habría dicho a su bancada BADI que debían votar por una Ley y “todos recibieron lo que correspondía”.

Con este mecanismo, dijo, el exasambleísta y también investigado por este caso, Eliseo Azuero, habría metido a René Tamayo a que esté a cargo del Servicio de Contratación de Obras (SECOB). Además, informó que en su celular tendría pruebas de cómo se dio otro “reparto” para la designación de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

En su testimonio, Mendoza relata cómo inició su relación con el exasambleísta Eliseo Azuero. «Siempre buscamos tener programas de ayuda social para Manabí y consideramos necesario tener fondos. Desde entonces establecimos esta relación con Eliseo (Azuero)., quien tenía a René (Tamayo). en la Dirección de Secob (Servicio de Contratación de Obras), una persona de su entera confianza”.

Mendoza dijo que Franklin (Calderón) le propuso a su asesor Jean Carlos (Benavides), para que René (Tamayo) -en ese entonces director de Secob- adjudicara al Consorcio Pedernales la construcción de la obra (hospital de Pedernales). “Le trasladé esa propuesta a Eliseo (Azuero), quien aceptó y dicha adjudicación se dio», relató.

Mendoza también informó que Azuero le pidió ayuda para el cobro de cheques, producto de compromisos y trasferencias para cumplir con compromisos adquiridos con asambleístas del grupo BADI. “Dispuse a mi asesor que insistiera al gerente de BanEcuador que se debía cumplir con el pago de los cheques de 40.000 dólares para que sean entregados a Eliseo A”, dijo.

“Tuve conocimiento, por mi asesor, de que aparentemente no había disponibilidad de fondos para efectivizar los cheques. Simultáneamente recibía las llamadas en las que se me ratificaba que Jorge J. tenía los mecanismos para justificar los montos. Entiendo que hubo complicaciones y por eso, en un segundo momento, hicieron llegar esos cheques a través de otra persona. Entiendo que de esos lo cheques, 2 fueron efectivizados y luego se produjo la detención de mi asesor y se me relacionó con el proceso”, agregó Mendoza ante el juez.

“Pedí al legislador Eliseo A. que explique lo que ocurrió. No quiero decir que no colaboré en esta trama y siempre fue mi objetivo aclarar. Es por eso que el 23 de mayo de 2020 tomé la decisión de viajar a Quito sin avisar a Eliseo A. para visitarlo en su casa y que me contara la verdad de los hechos y se aclarara el tema”.

“En la mañana siguiente fui a su casa con una grabadora para tener alguna garantía de a quien había entregado el dinero. Me dijo que, en definitiva, era él y su grupo político (BADI) el que controlaba el Secob. Le pedí que aclarara y que hiciera las gestiones para que se transparente. Él reconoce en esta grabación haber recomendado el perfil de René T. y haberle entregado a sus colegas de bancada los montos respectivos”.

“En esta conversación incluso detalla la metodología que utilizaba para hacer llegar los recursos a sus compañeros de grupo político, a través de Jorge (Jalil) y otras personas. Dijo (Eliseo A) que en una ocasión los reunió -vía telemática- y les dijo que debían votar por una Ley y terminó diciendo que todos recibieron lo que correspondía. Como una medida de seguridad para mí realicé esta grabación , previo al día de mi entrega voluntaria, se dio una noticia en la que salió un informe con indicios de responsabilidad penal de Contraloría”.

“Eliseo A. señaló que debía proteger a Jorge J. porque era quien había operado este tema y se comprometió a hablar con María Paula Romo y el Presidente de la Asamblea para aclarar todo esto”.

Según la teoría de la Fiscalía, los 19 procesados en este caso, formarían parte de una supuesta estructura de corrupción en el proceso de construcción del Hospital Básico de Pedernales.