Además de fiebre, tos seca, dificultades para respirar y otros síntomas menos comunes como la diarrea, la pérdida del olfato o del sentido del gusto, el nuevo coronavirus puede manifestar su presencia en el organismo con erupciones cutáneas y dermatosis infecciosas, según se desprende de una investigación.

Según el estudio, dirigido por el dermatólogo italiano Sebastiano Recalcati, del hospital Alessandro Manzoni de Lecco (Lombardía, Italia), aceptado para la publicación en Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, un 20,4 % de un total de 88 pacientes examinados —18 personas— desarrollaron manifestaciones cutáneas.


Ocho de ellos presentaron irritaciones en la piel al inicio de la enfermedad, mientras que los otros diez las experimentaron después de su hospitalización. Los problemas cutáneos variaron desde el rash eritematoso (en 14 pacientes), la urticaria generalizada (en 3 pacientes) y vesículas tipo varicela (1 paciente). La parte del cuerpo más afectada fue la zona del tronco.

El autor del estudio destaca que no hubo correlación de estas manifestaciones con la gravedad del covid-19 y que por lo general se curaban en unos días, mientras que los pacientes apenas experimentaron picores en la piel no los sintieron en absoluto.

Sin embargo, resulta complicado determinar si esas manifestaciones cutáneas se produjeron precisamente a causa del coronavirus. En ese sentido, la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) llamó la atención sobre un estudio realizado por dermatólogos chinos del Tercer Hospital Afiliado de la Universidad Sun Yat-sen, en Cantón, que señalaba que podían tratarse de una reacción alérgica a los fármacos con los que tratan a los pacientes.