Familiares de los ecuatorianos en China analizan la posibilidad de regresar a sus hijos al país, si el coronavirus continúa propagándose en el gigante asiático.

Es el caso de Gustavo Vásquez, padre de Lía, la joven ecuatoriana que vive en la provincia de Hunan, junto a Wuhan, donde se originó la enfermedad.

Vásquez está preocupado por la propagación del virus y que su hija se contagie.

La angustia es mayor, cuenta, porque su hija estudia y trabaja en una florícola y regreserá a sus actividades en los próximos días. Por ahora, ella se mantiene dentro de casa para evitar un posible contagio.

Otro caso es el de Isabel Arriaga, ecuatoriana que vive en Hohhot, norte de China. Ella relató cómo se encuentran las calles y supermercados: “Hoy solo cuenta con varios carros particulares y ciertos taxis. Dado que el servicio público ha sido suspendido para controlar la propagación del coronavirus”.

Entre tanto, en los hospitales, los controles sanitarios son estrictos. En otro video, muetra que escasean los alimentos en los supermercados.

LEA: 106 muertos por coronavirus

Por otra parte, en un barrio de Honnon, la Policia cercó el lugar para que no salgan los posibles infectados por el coronavirus.

Así viven día a día los ecuatorianos en el país asiático; volverán a sus actividades luego del feriado chino, en medio de la incertidumbre por la propagación el coronavirus.