Un hombre que perdió un ojo después de ser impactado por una lata de gas lacrimógeno lanzado por la policía en Indiana durante una protesta en mayo por la muerte del afroestadounidense George Floyd presentó una demanda contra las autoridades de la ciudad y un agente de la policía.

Balin Brake, de 21 años y residente de Fort Wayne, Indiana, indicó en la demanda federal presentada el viernes en la Corte Federal de Distrito que la lesión “ha cambiado su vida permanentemente” y le ha generado cuantiosos gastos médicos.

Brake demanda a la ciudad de Fort Wayne y a un policía no identificado que disparó el gas lacrimógeno, alegando que sus derechos constitucionales fueron violados y que la policía usó fuerza excesiva durante las protestas en el centro de la ciudad, reportó el periódico The Journal Gazette.

John Perlich, el portavoz de la ciudad, se negó a hacer declaraciones sobre el litigio en curso, el cual surge de una protesta del 30 de mayo en la que cientos de personas se reunieron cerca de la corte del condado Allen para manifestarse en contra de la muerte de Floyd luego que un policía de raza blanca presionó su cuello con la rodilla por varios minutos mientras el afroestadounidense se hallaba esposado.

De acuerdo con la querella presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles de Indiana y una firma de abogados de Chicago, Brake protestaba pacíficamente cuando un agente del Departamento de Policía de Fort Wayne disparó una lata de gas lacrimógeno que se impactó en su ojo derecho, causando una rotura ocular.