Los militares se suman a la lucha contra la inseguridad. El Gobierno dispuso que desde este jueves 29 de agosto se implemente en el país lo que denominó la «gran cruzada por la seguridad”.

El presidente Lenín Moreno hizo un llamado a la población para decir basta al temor de caminar por las calles o a vivir con miedo dentro de las casas.

Durante su visita al Fuerte Militar Huancavilca, en Guayaquil, el mandatario dispuso que los militares se encarguen del control de armas y los policías de patrullar las calles.

Desde ese momento, se puso en marcha un operativo. Más de cinco camiones con militares se repartieron en varios sectores de Guayaquil.

El Jefe de Estado indicó que ese operativo se extenderá hacia el resto del país e hizo un llamado a los operadores de justicia para que no liberen a los detenidos que son

Advertisement
Visual Composer Website Builder
sospechosos de haber cometido un delito.

“Es momento de actuar con más contundencia contra la delincuencia. Que los pillos sepan que el país será parte de la seguridad ciudadana y como Gobierno seremos implacables”, exclamó y agregó que se respaldará a los uniformados por hacer su trabajo.

En tanto, el vicepresidente Otto Sonnenholzner expresó que tras la reunión con el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín; y la cúpula militar, el Jefe de Estado dispuso a las Fuerzas Armadas que analice la situación de Colombia, con el fin de reforzar la frontera norte.

El segundo mandatario indicó que el presidente Moreno dialogó con su homólogo colombiano Iván Duque y le ratificó el apoyo del Gobierno ecuatoriano ante el anuncio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).