El presidente de la República, Lenín Moreno informó, el domingo 4 de octubre de 2020, cuál será el uso y destino del nuevo financiamiento otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“En los próximos tres meses recibiremos $ 7.150 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial (BM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Corporación Andina de Fomento y de bancos chinos”, dijo Moreno, en cadena nacional.

Moreno informó que los organismos multilaterales desembolsarán $ 7.150 millones al país en lo que queda del año para afrontar la crisis producto de la pandemia de Covid-19, cubrir gastos, así como atender a los sectores de salud y educación, “pero no son suficientes para resolver todos los problemas” dijo.

“Estamos al día con los salarios de los empleados públicos, pagaremos a los 17 mil proveedores del Estado las deudas, cumpliremos al 100 con los centros de desarrollo infantil, nos pondremos al día con 821 juntas parroquiales, pagaremos a más de 3.000l extrabajadores de empresas públicas y compensaremos a casi 350 mil ecuatorianos”, con el dinero que llega al país ademas «se retomará el pago de compensaciones a jubilados del sector público y se devolverá impuestos a 350.000 contribuyentes» manifestó Moreno.

El primer mandatario señaló que se destinarán $300 millones para los objetivos del programa Reactívate Ecuador, “créditos para seguir salvando empleos”.“Esos pagos generarán un efecto ‘cascada’ para que la rueda productiva del país vuelva a girar”, aseguró el mandatario.

Otro ámbito que buscará apuntalar el régimen de Moreno es el social, el presidente señaló que aumentará la cobertura de la red de protección social. Actualmente un millón de hogares reciben bonos, dijo Moreno. Hasta diciembre de este año se sumarán 250.000 más beneficiarios y, hasta el primer trimestre de 2021, otros 200.000.

Respecto a las deudas el primer mandatario afirmó que “no ha sido su voluntad retrasar el pago a proveedores o a las instituciones que reciben recursos del Estado».

Lenin Moreno también adelantó cinco metas que el actual y el siguiente Gobierno deben cumplir en el marco del programa con el FMI.

  • El primero es alcanzar un superávit global del sector público no financiero del 0,6% en el 2022.
  • El segundo objetivo: alcanzar, paulatinamente, un nivel de deuda sobre el Producto Interno Bruto (PIB) menor al 57 % para el 2025.
  • El tercer es mejorar la transparencia en las auditorías del Banco Central y fortalecer su autonomía.
  • El cuarto luchar contra la corrupción, a través de una legislación que criminalice esos actos “que tanto daño nos hacen dentro y fuera del país”.
  • Finalmente, para los siguientes gobiernos prepararemos soluciones para hacer sostenible la seguridad social, garantizar una mayor progresividad en el sistema de impuestos, dar más transparencia a las cuentas públicas, entre otros temas.

¡Estas son muy buenas noticias! Pero la economía, sin duda, sigue siendo frágil y aún quedan cosas por hacer. Debemos ser disciplinados para mantener la confianza que nos hemos ganado a pulso, afirmó Moreno.

En un comunicado enviado por la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia el sábado 3 de octubre de 2020, se informó que debido al manejo «acertado de las finanzas públicas por parte del Gobierno Nacional», el país ha podido acceder a financiamiento y renegociar su deuda.

Esto ha permitido «contar con recursos para enfrentar el impacto económico de la pandemia del Covid-19 y fortalecer la atención en los sectores prioritarios (salud, educación, protección social, etc.)».

Al respecto, el presidente Moreno, mencionó con anterioridad en su cuenta en Twitter que el dinero contribuirá a la recuperación del Ecuador. “(…) Agradecemos la confianza del FMI a las políticas implementadas por nuestro Gobierno.

Estos recursos servirán para pagar cuentas pendientes, ampliar la ayuda social y reactivar el desarrollo económico del país”. (C.D.A.)

FUENTE: Secretaria de Comunicación de Presidencia de la República