En Esmeraldas hay dolor y angustia. La familia Álvarez sepultó el sábado pasado a Wilmer Álvarez, quien es el cuarto fallecido del atentado en Mataje del pasado 20 de marzo.

Ese día murieron tres marinos más (Luis Alfredo Mosquera, Jairon Sandoval y Sergio Jordan Cedeño) y cerca de 11 resultaron heridos.

Wilmer Álvarez deja en la orfandad cuatro niños

Ese personal realizaba un control por la parroquia cuando fueron alcanzados por la detonación de una bomba casera,

Advertisement
Visual Composer Website Builder
atribuida a grupos irregulares, vinculados a alias ‘Guacho’.

Álvarez deja en la orfandad cuatro niños, la mayor de sus hijas tiene 13 años y el más pequeño apenas tres.

Tras el accidente permaneció en terapia intensiva. La detonación afectó a sus piernas que fueron amputadas.

SEPELIO

El sepelio se cumplió pasadas las 17:00 en el camposanto Jardines de la Paz. Fue despedido con honores militares.