El Departamento de Defensa de EE.UU. ha aprobado enviar unas 3.000 tropas adicionales a Oriente Medio, horas después de que Washington perpetrará un ataque en Bagdad (Irak), informa NBC News, citando a un funcionario militar y unos funcionarios de Defensa estadounidenses.

Se reporta que los militares serán enviados a Irak y Kuwait y permanecerán en la región durante 60 días.

Las tropas se unirán a unos 650 soldados estadounidenses que ya están presentes en la zona.

El Pentágono confirmó la autoría del ataque de misiles perpetrado este 2 de enero en la capital iraquí, el cual fue efectuado «bajo la dirección» del presidente de EE.UU., Donald Trump, y «tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataque iraníes».

El bombardeo contra Bagdad acabó con la vida de Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní; la de Abu Mahdi al Muhandis, el jefe de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) y comandante de la milicia Kataib Hezbolá (KH); y con las vidas de al menos otras 10 personas.