Luis Tipantuña, de 29 años, podría perder su ojo derecho a causa de un impacto con gas lacrimógeno durante las manifestaciones en el centro de Quito, el pasado 3 de octubre.

El estudiante de derecho se encuentra internado en el Hospital Eugenio Espejo. “Los doctores me dicen que hay un 99% de probabilidad de que pierda el ojo derecho. Solo debo esperar que me operen” aseguró.

Al culminar sus clases en la Universidad Metropolitana, Tipantuña decidió junto con dos amigos acudir a las manifestaciones porque no está de acuerdo con las medidas económicas que ha tomado el Gobierno Nacional.

Según relató, se encontraba por la Plaza Belmonte corriendo junto con dos adultos mayores alrededor de las 19:30, sin embargo, la oscuridad le impidió darse cuenta que una bomba lacrimógena se aproximaba a él. Agregó que después del impacto, sus amigos lo auxiliaron ya que su rostro se llenó de sangre, pero fue un desconocido quién lo trasladó en motocicleta hacia la unidad de Emergencias del hospital más cercano.

«La fuerza que usó la Policía fue desproporcionada. Llegaron a agredirnos y golpearnos,» afirmó.

Ante lo sucedido, sus compañeros del Colegio Mejía mostraron su solidaridad a través de redes sociales, mientras que su familia exige justicia a las autoridades.

El abogado Alejandro Mancero, quien trabaja en colaboración de la sociedad de egresados del colegio Mejía, aseguró que tomará acciones judiciales y, de acuerdo al grado, “podríamos hablar de una tentativa de asesinato” aseveró.

Fuente: El Comercio, Metro.