Deslizamientos de tierra, taponamiento de puentes y colapso de alcantarillas son algunas de las emergencias atendidas por el equipo de Obras Públicas del Gobierno Provincial durante los últimos días, como secuela de las intensas lluvias caídas en Santo Domingo de los Tsáchilas.

En Alluriquín, la madruga del miércoles 22 de enero, un deslizamiento de tierra interrumpió el paso de la vía que conduce al recinto San José de Pilatón, dejando a sus habitantes, y también a los de sectores aledaños totalmente incomunicados.

Desde la tarde del jueves, maquinaria del Gobierno Provincial llegó hasta el sector para atender esta nueva emergencia invernal, logrando despejar todo el material en la mañana de este viernes 24 de enero, con la ayuda de una minicargadora.

Justo Jiménez, habitante, explica lo importante que es esta arteria vial para la producción lechera, porque en un tiempo de 15 minutos ya están en la vía principal, mientras que cuando esta se interrumpe dar la vuelta significa más de una hora de viaje.

El presidente de San José de Pilatón, Luis Macías, lamentó que el invierno esté pasando factura, por lo que agradeció la intervención del equipo del Gobierno Provincial en habilitar esta vía de rápida conexión.

En horas de la tarde, la maquinaria se trasladó hasta el sector de Buenos Aires, donde también se registró un deslizamiento de tierra.

El Vergel

Mientras tanto, en el ramal Santa Rosa, del sector El Vergel, el equipo de Obras Públicas trabaja en la colocación de una estructura de armónico de 15 metros de largo y 1.500 milímetros de diámetro, con lo que se reestablecerá la circulación vehicular y peatonal interrumpida por el colapso de la alcantarilla anterior, producto de la temporada invernal.