Con algunas resistencias es aceptada la operación iniciada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), desde este lunes 18 de noviembre del 2019 y en ocho días distintos, millones de teléfonos celulares en España serán localizados para conocer mejor los movimientos de población y elaborar el próximo censo.

Participan los tres mayores operadores de telefonía móvil: Movistar (propiedad del grupo Telefónica), Orange y Vodafone. Todos suman 42,2 millones de terminales, el 78,7% del total que hay en España. Es una operación sin precedentes en el país.

En esta operación están excluidos los teléfonos extranjeros en roaming, los días para ello serán el 18, 19, 20, 21 y 24 de noviembre, el 25 de diciembre, día de Navidad, y dos días del próximo verano, el 20 de julio y el 15 de agosto. Fechas en las que el INE recibirá información sobre la localización de los teléfonos a distintas horas del día.

Según el Instituto el proyecto servirá para elaborar el censo de población de 2021, con el objetivo de tener a la mano los “registros de calidad”, para mejorar el método tradicional de confección del censo, consistente

Advertisement
Visual Composer Website Builder
en el envío de cuestionarios a los hogares.

El INE conocerá mejor la movilidad cotidiana de los españoles, cuánta población hay, de día y de noche, en cada lugar, y también la población flotante en vacaciones, que incluye los días festivos en Navidad y verano.

El costo de este servicio que pagó el INE es un total de casi medio millón de euros a las operadoras. El manejo de datos se limitará a un recuento anonimizado de terminales, en forma de tablas agregadas de resultados.

Las operadoras no facilitarán datos sobre números ni titulares de las líneas, aclaró. “El INE no va a disponer en ningún momento de información individual de ningún tipo”.

La resistencia ciudadana a este proyecto piloto a fines de octubre, es muy fuerte, es más en los últimos días, muchos medios de comunicación explicaron cómo hacer para evitar ser rastreado.

Fuente: El Comercio