Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC); y Rafael Pandam, presidente del Parlamento de las Nacionalidades Amazónicas del Ecuador, deberán comparecer en la Fiscalía a las 09h00 entre el miércoles 27 y viernes 29 de noviembre, una vez que se abrió una investigación por los presuntos delitos de instigación a sabotaje, rebelión y terrorismo.

El excandidato a la prefectura de Pichincha, Marcelo Hallo, presentó una denuncia en contra de los dirigentes indígenas, por lo que la Fiscalía decidió abrir la investigación.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, también rendirá su versión el próximo 26 de noviembre a las 11h30. Hallo lo denunció por presuntos delitos de omisión de medidas de protección a personas y bienes protegidos por el derecho internacional humanitario.

En contra de

Advertisement
Visual Composer Website Builder
los dirigentes indígenas se presentó otras denuncias, entre ellas, la del exvicepresidente Alberto Dahik, por el presunto delito de terrorismo.

Reclaman que Vargas dijo ante los medios: “Hemos dado en este momento, como amazónicos, la orden de cerrar todas las llaves del petróleo (…) porque con el pueblo, señor asesino Lenín (Moreno) no se juega”.

Además, se adjunta el pedido del presidente de la CONAIE a las Fuerzas Armadas para que le retiren el apoyo al Jefe de Estado. Las declaraciones se dieron el pasado 7 de octubre del 2019 durante las movilizaciones de octubre.

En su respuesta, el movimiento indígena considera una persecución política y de criminalización de la protesta.

Fuente: Vistazo