El juez de la Corte Nacional de Justicia dictó la prisión preventiva contra el asambleísta morenista Daniel Mendoza, Edmundo Tamayo, titular del SECOB y otras tres personas más dentro de las investigaciones por el presunto delito de delincuencia organizada por contratos en el Hospital de Pedernales. Para Olga M. pididó arresto domiciliario. Para todos pidió la retención de cuentas y prohibición de enajenar bienes.

Pasadas las 19h00, con la presencia de la fiscal General, Diana Salazar, se instaló la audiencia de formulación de cargos en contra del asambleísta Mendoza, el director general del SECOB, Edmundo Tamayo y cuatro personas más.

En las computadoras del Consorcio Pedernales-Manabí existían registros de pagos a funcionarios públicos donde constaban los nombres de Tamayo y Mendoza.

La Fiscalía justifica la supuesta estructura de delincuencia organizada y sostiene que Daniel Mendoza coordinaba acciones para obtener contratos de obras públicas en Manabí. En chats materializados se encontró cómo le rendían cuentas y en uno dice: “de parte del asambleísta Mendoza”.

El legislador, por su parte, dijo que es padre de tres pequeños y sustento de hogar. Además, resaltó que, desde el allanamiento, ha colaborado con la justicia.

Durante los allanamientos realizados la madrugada de este viernes, la Fiscalía informó de la detención del asambleísta morenista, en el marco de un conjunto de investigaciones por presunta corrupción en el Hospital de Pedernales.

En este caso, el pasado 14 de mayo la Policía detuvo a 9 personas que formarían parte de una red de corrupción que operaba en Manabí, entre ellos, el asesor del legislador Mendoza, Jean Carlos Benavides.

La instrucción fiscal durará 90 días.