El COVID-19 no solo ha generado la emergencia sanitaria en Ecuador, sino que también ha agravado la situación económica del país, que ya era difícil antes de la pandemia. Ante el escenario actual, Jaime Nebot y Guillermo Lasso, dos precandidatos presidenciales, realizan propuestas para enfrentar la actual crisis.

Lasso propone que se libere el precio de los combustibles, excepto el del tanque de gas de uso doméstico. Señala además que se debe renegociar la deuda externa y pedir ayuda al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que intervenga ante organismos multilaterales de crédito.

Indica también que se deben realizar reformas laborales.

Por otra parte, Nebot, quien considera que las medidas económicas anunciadas por Lenín Moreno son tributos encubiertos, cree que se debe suspender el pago de la deuda externa.

El exalcalde de Guayaquil coincide con Lasso en eliminar las subvenciones a los combustibles, pero cree que se debe exceptuar a los sectores del transporte, agricultura, ganadería, pesca, entre otros.

Nebot plantea además crear fideicomisos para recibir y administrar donaciones privadas, además de persuadir a las empresas que tienen negocios con el Estado en el área del petróleo, electricidad y telecomunicaciones, para que contribuyan a enfrentar la pandemia.

Cree que se debe reorientar íntegramente el presupuesto del Estado para poner todos los recursos a la atención de la emergencia.

Asimismo, sostiene que se debe concretar concesiones sin vender los activos y empresas del Estado.