La Ministra de Gobierno, María Paula Romo, una jueza, un fiscal y siete miembros de la Policía Nacional fueron denunciados por presunto fraude procesal en un operativo que se realizó el 26 de julio en Puembo, donde aparentemente se encontró a una persona con dos pistolas, un fusil, alimentadoras y más de 9.500 municiones.

Todo esto se habría originado en el operativo que se realizó en el valle de Tumbaco, ya que en el documento se explica que Carlos Miguel D. M., representante de la empresa Hanrine Ecuadorian Exploration And Mining S.A., descansaba en su domicilio cuando alrededor de las 07:00 arribó un escuadrón de la Policía con una orden de allanamiento.

Las autoridades indicaron que obtuvieron información reservada de una persona que no quiso identificarse por temor a represalias y aseguraba que en la parroquia Puembo, existirían dos inmuebles en los cuales estarían almacenando armas de fuego y munición que habrían ingresado al país de forma ilegal y no poseerían la respectiva documentación legal.

El procesado habría confirmado que tenía armas de fuego, pero con los respectivos permisos correspondientes, además habría recalcado que su uso corresponde a la práctica deportiva y que un fusil es de aire por lo que no correspondería permiso, así como otros dispositivos similares a armas cortas que serían láser para dicha práctica.

Ante todo esto, la defensa explicó que en la audiencia de flagrancia se evidenció que en el parte policial se omitió los justificativos de las armas y municiones, por lo cual la jueza dispuso la investigación previa del hecho.

De la misma manera, el afectado aseveró que esto es un ataque premeditado para bloquear sus actividades como gerente de esa empresa «por claros y evidentes intereses particulares de la ministra que en su momento tendrá que explicarlos al país».

Romo publicó en sus redes sociales los resultados del operativo, también cuestionó la decisión de la jueza de no dictar la prisión preventiva en contra del procesado.

FUENTE: Pichincha Comunicaciones