Un medicamento cubano está siendo utilizado para tratar el coronavirus de China. La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que se investigan posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos.

Se trata del antiviral cubano Interferón Alfa 2B recombinante (IFNrec). Este es uno los medicamentos que utilizan actualmente para tratar el coronavirus. El fármaco es producido en la planta chino-cubana Changchun Heber Biological Technology (ChangHeber), instalada en la provincia china de Jilin.

De hecho es uno de los productos creados por la industria biotecnológica de Cuba para el tratamiento de infecciones virales provocadas por el VIH, el virus del papiloma humano y las hepatitis tipos B y C.

Alta demanda

Li Wenlan, directora ejecutiva de la compañía, indicó que la Comisión Nacional de Salud de China incluyó el Interferón Alfa 2B recombinante (IFNrec) en su plan de diagnóstico y tratamiento para la neumonía COVID-19. Por tal motivo aumentó la demanda del medicamento.

Según Wenlan, no existían grandes existencias en los almacenes de esa medicina. Y que el proceso de producción del Interferón original y luego el antiviral terminado demora al menos 50 días.

La agencia oficial Xinhua, hasta el momento están disponibles 190.000 unidades, aliviando en cierto grado la presión de la demanda del antiviral. «Agradecemos específicamente al pueblo cubano por su ayuda y apoyo a China», aseguró Li.

Más de 1.000 curados

Con la llegada a Europa y México del coronavirus se dispararon las búsquedas del Interferón Alfa 2B. Pues la medicina ha logrado curar a más de 1.500 pacientes con la enfermedad y es uno de los 30 fármacos escogidos por la Comisión Nacional de Salud china para combatir la afección respiratoria.

Vale acotar que Cuba fue uno de los primeros países del Tercer Mundo en desarrollar su propia tecnología para el Interferón, a finales de la década de 1980. La isla caribeña y el país asiático mantienen diversos proyectos de cooperación en materia de medicina y biotecnología.