Una vez que el Secretario Anticorrupción, Iván Granda, afirmó que sí hubo un viaje en una aeronave de la policía en la que se movilizó su persona, la Ministra María Paula Romo y sus hijos a Esmeraldas, la líder de la Cartera de Estado aseguró que «no existe ninguna irregularidad en mis actuaciones».

La Ministra Romo explicó que tiene un porcentaje de riesgo del 96% y el de Granda es del 92%. Además, en una entrevista con un diario quiteño aseguró que el viaje a Esmeraldas fue planificado para que se lo realice después de la reunión con Juan Guaidó.

“Incluso mi cápsula de seguridad ya se encontraba allí, pues era mi destino previsto antes del cambio de planificación por la visita (del presidente interino de Venezuela)”. Después Romo explicó que al arribar a Esmeraldas se dirigieron por tierra hasta Casa

Advertisement
Visual Composer Website Builder
Blanca con su personal de vigilancia.

Además, Romo recordó que el pasado 15 de julio pidió a la Contraloría que realice un examen al uno que le ha dado a los bienes públicos de su parte. “Como servidora pública estaré gustosa de colaborar con lo que usted o los funcionarios de la Contraloría General del Estado, a cargo del examen, requieran. En principio, adjunto (en formato físico) una copia de mi análisis de riesgo, el cual determina el tipo de seguridad que requiere el desarrollo de mis actividades diarias”, explicó.

La Ministra Romo considera que “existe mala fe” en este caso y aseguró que el hecho que hayan viajado con sus hijos menores fue para precautelar la seguridad. (BGV)

Fuente: El Comercio/ Ecuadorinmediato