En medio de una plaza de toros, ocho niños fueron colocados en una piscina de plástico con agua para ser parte de un espectáculo de rodeo montuvio. Los menores y un payaso fueron golpeados por un becerro. Uno de los niños tuvo que ser trasladado a una casa de salud pública y la Defensoría del Pueblo analiza el caso por el riesgo al que fueron sometidos.

Con motivo de los 19 años de parroquialización de Valle Hermoso, en Santo Domingo, la comisión de Fiestas del Gobierno Parroquial contrató a una empresa para que realice un rodeo montuvio en el poblado. Este evento se llevó a cabo el domingo, 28 de julio del 2019 y entre uno de los actos se encontraba realizar un juego de niños con payasos toreros.

En videos que circulan en redes sociales se aprecia a ocho niños, sin camiseta, dentro de una piscina de plástico con agua. En el escenario aparece un becerro y empieza a embestir a los menores que se golpean contra el piso y caen de un lado al otro, el animador pide aplausos y los payasos que se encuentran en el ruedo empiezan a tirarse sobre ellos y también son golpeados por el animal.

Varias de las personas que se encuentran en el graderío de la plaza de toros empiezan a gritar y otros se ríen.

Estos videos han generado varias reacciones en la parroquia. Ángel Piedra, morador de Valle Hermoso, se mostró indignado con lo ocurrido. “Lo que acaba de pasar en Valle Hermoso, que pena con esos niños, salieron con golpes muy fuertes” señaló en redes sociales.

Verónica Anchundia, defensora pública provincial, también tuvo conocimiento de los videos y junto a los funcionarios de la entidad están analizando las tomas para determinar si

Advertisement
Visual Composer Website Builder
hubo causales en las que se puso en riesgo la vida de los menores y si se cumplieron los requerimientos que se exige para la presencia de niños en espectáculos de tauromaquia.

La Junta Parroquial de Valle Hermoso dio su versión por parte de la vicepresidenta y presidenta de la Comisión de Fiestas, Rosa Cuases. Ella indicó que cuando contrataron el evento no se les indicó que habría niños en una piscina y que serían embestidos por un becerro.

Además indicó que la Intendencia les aprobó un plan de contingencia y que a pesar de que estuvieron presentes miembros policiales; el Intendente del Cantón, Wilson Rumiguano y la tenienta político no pidieron que se suspenda el evento.

“Nosotros contratamos a un proveedor, el señor en ningún momento dijo que iba a poner una piscina y que los toros iban a ingresar a una piscina, no vamos a permitir que maltraten a nuestros niños” señaló Cuases. La parroquia tiene un presupuesto de $23.000 para las fiestas locales y se pagará $3.800 por el rodeo montuvio.

Rodrigo Posligua, quien estuvo a cargo de realizar el rodeo dijo que este tipo de actos, de colocar a niños semidesnudos en una piscina, son frecuentes, pero que los toros solo deben rodear a los menores y los payasos controlan el espectáculo.

Uno de los menores fue llevado a un hospital de Santo Domingo por los golpes que recibió, el organizador indicó que se encuentra estable y que la madre quedó agradecida por la ayuda que recibió. (I)