Dos obreros sufrieron lesiones la mañana de este viernes al desplomarse el andamio al que se había subido para limpiar ventanales. Ocurrió en un centro comercial del sur de Guayaquil.

Según guardias del mall ubicado en la avenida 25 de Julio, el conductor de una furgoneta arrancó su carro y haló accidentalmente la manguera que utilizaban los obreros para arrojar agua, pero ésta estaba amarrada a la estructura metálica. Al dar marcha, haló la manguera y provocó el desplome del andamio.

En fotos del incidente registrado a las 11:00 se observa a dos obreros en el suelo, boca abajo, y sobre ellos, los tubos metálicos. Personal administrativo coordinaba entonces la asistencia médica.

«Vinieron dos ambulancias y se los llevaron, al chofer de la furgoneta se lo llevó la ATM (Autoridad de Tránsito Municipal)», expuso un guardia del centro comercial. (I)