Desde la mañana hasta casi el mediodía de este miércoles se formaron largas columnas de personas en varios sectores de la ciudad con el propósito de conseguir un cilindro de gas de uso doméstico, ante la escasez que se generó hace días atrás y que se presume corresponde al acaparamiento, según las autoridades locales.

«Creemos que se están haciendo uso indebido del gas, por esto se genera el desabastecimiento, estamos haciendo operativos en Machala y otros cantones de forma conjunta con los comisarios, jefes políticos y el personal de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífera», dijo el Gobernador de El Oro, Danilo Maridueña.

Los dueños de las distribuidoras de gas de Machala explicaron que cada día se forman columnas de personas que buscan comprar el combustible y que el cupo diario se agota temprano por la alta demanda. «Es necesario que se garantice la distribución

Advertisement
Visual Composer Website Builder
de gas a toda la población, vamos a hacer el seguimiento para descubrir alguna irregularidad” dijo el Gobernador.

“En el barrio 18 de octubre (oeste de la ciudad) no ha pasado dos semanas en carro distribuidor de gas, hemos esperado más de dos días. Hoy (miércoles) llegué a las 6:00 para comprar un cilindro a dos dólares”, dijo Elsa Barzallo, quien consiguió el combustible en un depósito ubicado en el suroeste de Machala.

La venta del gas en carretillas ambulantes se incrementó de dos a cuatro dólares, “dicen que no hay gas y que por eso subió el precio, pero el Gobernador nos dice que todo está con normalidad”, señaló Luz Morocho, una mujer que esperaba comprar el gas. (El Universo)