Ministros de Agricultura de Colombia, Costa Rica y Ecuador, así como representantes de República Dominicana, Belice, Cuba, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú, y otros, firmaron el lunes una declaración conjunta para la lucha contra la plaga Fusarium R4T. Se trata de una plaga que afecta al banano, y que tiene su origen en Asia.

La reunión buscaba compartir experiencias y establecer protocolos para evitar el ingreso del hongo, pero en caso de contagio, controlarlo.

En el evento estuvo el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, quien hizo un llamado a los países a conocer su realidad fitosanitaria, para así poder comunicar a tiempo cualquier novedad y prevenir el contagio y, de ser necesario, combatirlo.

“Para vender el producto somos competidores pero para combatir las enfermedades somos aliados estratégicos todos”, aseguró. También comentó que la situación entre Colombia y Ecuador es complicada, pues Ecuador recibe un flujo migratorio importante desde ese país.

Es que existe una sospecha, aún no confirmada, de que el hongo habría llegado a ciertas haciendas bananeras del lado de La Guajira en Colombia, frontera con Venezuela.

Jaime Cárdenas, director de ICCA (Instituto Colombiano de Control Agropecuario), explicó que el país aún está realizando unas pruebas complementarias para confirmar o descartar que dicho hongo se haya presentado en sus haciendas. En todo caso, estas están en cuarentena, comentó.

Byron Flores, viceministro de Desarrollo Agropecuario, explicó que Ecuador, al momento, ha tomado una serie de protocolos de protección, como si ya existiera la enfermedad en la frontera con Colombia.

Por ejemplo, se han instalado carpas informativas, guías de identificación de la enfermedad, arcos de desinfección en centros binacionales, y se han reforzado pediluvios y rodaluvios, entre otros. (I)

FUENTE: El Universo