La Prefecta de Pichincha, Paola Pabón, emitió una carta desde la cárcel de Latacunga, en la cual, reclamó que no se le permitió estar presente en la audiencia. Además, pidió no perder la esperanza y no dejarse contagiar por el odio, luego de conocer que fue negado el recurso de apelación a su prisión preventiva.

“Ayer ni siquiera se me permitió llegar a la audiencia, llegué hasta la entrada a Quito y decidieron regresarme a la cárcel de Latacunga, ya no tengo derecho ni de asistir a mis audiencias?”, cuestionó Pabón, en una carta que está publicada en su cuenta de Twitter.

Luego de más de 5 horas de audiencia, la sala penal de la Corte Provincial de Pichincha decidió negar la apelación que presentó Pabón, Virgilio Hernández y Christian González. Con ello, se ratificó su prisión preventiva mientras dura la investigación por presunta rebelión.

“Me pregunto hasta dónde puede llegar el acto de los opresores, no les basta el dolor de nuestros padres, de nuestro hermanos, de nuestros hijos?”, dice la carta.

El abogado de Pabón, Ramiro Aguilar, criticó la resolución y aseguró que el único camino que queda para los “presos políticos es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

“Quiero pedirles que no pierdan la esperanza, que el odio no nos contagie. Nuestra motivación es el amor, el amor a la justicia, el amor a los que más necesitan, el amor por nuestra Pichincha y nuestro Ecuador”, finalizó la Prefecta, desde la celda que, dijo, “es una jaula que no me encarcela, ni me humilla”.

Fuente: Twitter