El pedido de sectores sociales y civiles se cumplió. Paúl Granda dejó hoy, 22 de abril de 2020, la presidencia del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El funcionario presentó su renuncia el 7 de abril pero esta no fue aceptada. La última carta, sin embargo, fue irrevocable.

Los reclamos exigiendo la salida de Granda iniciaron con la emergencia sanitaria derivada por el coronavirus. El IESS estuvo a punto de adjudicar un contrato por 10 millones de dólares para la compra de insumos médicos. En esa lista estaban mascarillas N95 por 12 dólares cada una. En el mercado, ese producto cuesta menos de cuatro dólares.

La operación irregular fue denunciada en redes sociales y la Contraloría General del Estado hizo un examen especial que determinó indicios de responsabilidad penal en la compra que finalmente no se adjudicó.