Ante la conmoción por la que atraviesa el país debido al paro nacional, el presidente Lenín Moreno cambió la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil.

En una cadena nacional, en la que estuvo acompañado del vicepresidente Otto Sonnenholzner; el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín; y militares, Moreno indicó que la decisión de cambiar la sede forma parte de sus atribuciones.

Dijo que siempre ha antepuesto la paz y la tranquilidad de los ecuatorianos, incluso, frente a su propia integridad, por lo que aseveró que no cambiará de decisión frente a las medidas económicas anunciadas días atrás.

Añadió que los saqueos y el vandalismo tienen la intención política de destruir al Gobierno.

Responsabilizó al expresidente Rafael Correa y a sus coidearios Ricardo Patiño, Virgilio Hernández y Paola Pabón de ser quienes estarían detrás de un golpe de Estado y recordó que ellos viajaron a Venezuela para reunirse con Nicolás Maduro.

“No quieren la institucionalidad democrática, rechazo ese atentado y quiero destacar el compromiso de las FF.AA., la lealtad para defender la democracia, con su apoyo y trabajo permanente vamos a proteger los derechos y la seguridad ciudadana”, sostuvo.

Advirtió que no va a dar marcha atrás a la eliminación del subsidio a los combustibles porque es una decisión histórica que ataca a otros sectores.

Finalmente, expresó que la dolarización está protegida y que la zanganada se acabó, por lo que hizo un llamado a los sectores sociales a dialogar.

Fuente: Ecuador TV, Secretaría de Comunicación