El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha afirmado este 22 de noviembre que las Fuerzas Armadas rusas lograron impedir a los combatientes de los grupos terroristas que lucharon en Siria llegar hasta el territorio de la Federación Rusa.

«El personal de la Fuerza Aérea, la Armada, las fuerzas de operaciones especiales, la Policía Militar y otros departamentos y servicios completó totalmente sus misiones. Actuó con valentía, de forma competente y profesional, impidiendo un éxodo masivo de terroristas desde ese territorio hasta nuestro país», ha declarado el mandatario durante una reunión del Consejo de Seguridad de Rusia.

«Los combates a gran escala, como se sabe, han terminado, pero la experiencia militar adquirida es hoy necesaria para el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas. Se utiliza y perfecciona en ejercicios anuales e inspecciones sorpresa», ha agregado.

El operativo ruso en Siria

La entrada de la Fuerza Aérea de Rusia en la

Advertisement
Visual Composer Website Builder
guerra de Siria fue aprobada por el Senado ruso el 30 de septiembre de 2015 luego de que el presidente de esa nación árabe, Bashar al Assad, solicitara a Moscú ayuda militar para luchar contra los terroristas. En ese entonces, Damasco controlaba tan solo el 8 % del territorio del país.

En agosto del año pasado, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que en los ataques lanzados por Rusia en la República Árabe han sido eliminados más de 86.000 terroristas, así como 830 jefes de bandas criminales. Asimismo, como resultado de los ataques de la aviación y misiles alados, han sido destruidos 121.466 objetivos de los terroristas, incluidos 970 campamentos, 20.513 bases de apoyo, 9.941 almacenes con municiones y materiales combustibles y lubricantes; 649 tanques, 731 vehículos de combate de infantería y 8.927 vehículos con sistemas antiaéreos.