Incendio Forestal en Quilanga.

14

Pese a los esfuerzos de los organismos de socorro y de los comuneros del cantón Quilanga, provincia de Loja, el incendio forestal no está totalmente controlado. Hay cinco lugares donde se mantienen las tareas para apagar las llamas.

La mañana de este martes 10 de septiembre del 2019, la directora del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (Sngre), Alexandra Ocles, llegó a Quilanga. Estuvo en la comunidad de Limón, de la parroquia San Antonio de Las Aradas.

En esta zona se observa la mayor cantidad bosques, fincas cafetaleras y huertas devastadas. Los focos de incendios están identificados en las comunidades de La Plaza del Inca, Sauce y Santa Rosa Alto, de la parroquia San Antonio. Ampliar Pese a los esfuerzos de los organismos de socorro y de los comuneros del cantón Quilanga, el incendio forestal no está totalmente controlado.

Allí intervienen alrededor de 300 bomberos de Loja, Cuenca, Saraguro, Calvas, Catamayo Espíndola y personal de las Fuerzas Armadas de Loja. También, los helicópteros de la Policía de Azuay y de la Brigada de Infantería Loja con sus sistemas de Bambi Bucket. Ampliar Hay cinco lugares donde se mantienen las tareas para apagar las llamas. Foto: Cortesía Servicio Nacional de Gestión de Riesgos.

El alcalde de Quilanga, Freddy Cueva, agradeció a las autoridades de los cantones vecinos por esta ayuda recibida. Pero, sobre todo, a los más de 1 000 comuneros que siguen activos en las tareas de apagar el fuego en las zonas altas. “Sin ellos -que conocen el territorio y la cordillera- no hubiésemos alcanzado los resultados que ahora tenemos”, dijo. Ocles también participó en una reunión con el alcalde Cueva y autoridades locales de su cartera de Estado para coordinar otras acciones como la ayuda a las familias afectadas.

En el coliseo de la ciudad de Quilanga se abrió el punto principal para receptar las donaciones en vituallas, alimentos no perecibles y botellones de agua. Parroquias de otros cantones vecinos como Vilcabamba, Loja, se unieron a esta cruzada.

Cueva solicitó la intervención del Gobierno Nacional a través de los diferentes ministerios, para que –cuando esté controlada esta emergencia- realicen un levantamiento de información de los daños ocasionados en vegetación, pajonales, fincas productivas y viviendas.