La mañana de este 15 de agosto, en una rueda de prensa en la capital de la provincia verde, el consejero de la Presidencia, Santiago Cuesta, señaló que se iniciará un concurso para inversionistas extranjeros que estén interesados en esta refinería. Además, aclaró que no habrá privatización y que la refinería no va a ser liquidada. «Lo único que se va a concesionar es el proceso de refinación, sin

Advertisement
Visual Composer Website Builder
que exista un solo despido».

La concesión será para toda el área de refinación y no se descarta cerrar la planta por efectos de los altos niveles de polución. Sin embargo, no habrá despidos porque los trabajadores están respaldados por contrato colectivo.

Durante el Gobierno anterior se repotenció a la Refinería de Esmeraldas que fue construida hace 42 años.