Patricio Zambrano Ministro de Defensa y César Navas, ministro del Interior.

El presidente de la República, Lenín Moreno, aceptó la renuncia de César Navas, como ministro del Interior, y de Patricio Zambrano, como ministro de Defensa. En un comunicado, difundido este viernes 27 de abril, la Secretaría Nacional de Comunicación confirmó la noticia. “En los próximos momentos, se darán a conocer sus reemplazos”, dice el comunicado.

Renuncia de César Navas y Patricio Zambrano

Este jueves 26 de abril venció el plazo de 10 días que dio el presidente Lenín Moreno a los ministros del Interior y Defensa para capturar a alias ‘Guacho’, responsable de la muerte de cuatro militares, tres integrantes del equipo periodístico de El Comercio y el secuestro de otros dos ciudadanos, de los cuales se desconoce su paradero.

Walter Arizala más conocido como alias ‘Guacho’ es un objetivo común para los gobiernos de Ecuador y Colombia, por eso se ofrece una recompensa de $230.000 a quien dé información de su paradero.

El exministro César Navas había sido enfático en sus declaraciones al afirmar que el Gobierno Nacional no descansaría hasta dar con

Advertisement
Visual Composer Website Builder
el paradero de ‘Guacho’, disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC).

Desde que se conoció de la muerte de los tres integrantes del equipo periodístico de El Comercio en la zona de frontera, se intensificaron las acciones para desmantelar al grupo armado irregular dedicado al narcotráfico, y que opera en la frontera común con Colombia.

No dan información acerca de los periodistas asesinados.

Los familiares y amigos de los periodistas asesinados han pedido a las autoridades explicaciones e información sobre el protocolo que se siguió para garantizar el retorno con vida del equipo de prensa, así como las negociaciones que se llevaron a cabo para su liberación y su posterior muerte.

En una rueda de prensa que realizaron frente al Palacio de Carondelet este jueves 26 de abril, los familiares señalaron que «la salida de un cargo público no exime de responsabilidad ni constituye una fórmula de silencio». (I)