Regresar a la normalidad tomará meses en Ecuador, dijo la noche de este miércoles la ministra de Gobierno, María Paula Romo. De este modo ya desechó cualquier idea de que haya una flexibilidad al aislamiento que se vive por la pandemia en la próxima festividad de Semana Santa.

Todos vamos a tener que aprender a vivir diferente, a usar cubrebocas, a ser más organizados, aprender que nos debemos exponernos, dijo porque está muy lejano que regresemos al escenario que vivíamos hace 3 o 4 semanas en Ecuador.

Cualquier análisis de flexibilizar o tomar medidas radicales depende de la evolución de la pandemia, explicó Romo en entrevista con Teleamazonas.

Por el momento, aún no hemos llegado al pico de los contagios, según explicó esta tarde el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos. Dijo que la curva puede modificarse si los ciudadanos hacen esfuerzo y permanecen en casa.

Romo aclaró que podría haber medidas más duras en determinadas provincias, debido a que cada localidad muestra diferentes fases de la enfermedad. La Ministra dijo que debemos organizarnos para responder con medidas a cada realidad. Y podría decidirse mañana cuando se reúna el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, entre esos una sugerencia de la Gobernación del Guayas para ampliar la medida del toque de queda.

Este domingo, que se recuerda el Domingo de Ramos, la iglesia católica prepara ceremonias que serán transmitidas mediante redes sociales. (I)