Este miércoles 7 de octubre de 2020 Richard Martínez deja el Ministerio de Finanzas, luego de más de dos años de estar en el cargo. Mediante Decreto Ejecutivo, el Presidente Lenín Moreno aceptó su renuncia y designó al economista Mauricio Pozo en su reemplazo.

Martínez era presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano cuando el Presidente Moreno decidió, en mayo de 2018, designarlo ministro de Economía.

Él lideró los acuerdos de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros organismos multilaterales, así como los recortes del presupuesto.

Además, apoyó la eliminación de los subsidios de los combustibles que detonó las protestas de octubre del año anterior, que dejaron miles de heridos y fallecidos.

En su contra, hay cinco pedidos de juicio político que la Asamblea Nacional, hasta el momento, no tramita. El más antiguo es de 2019. Una de las causales y cuestionamientos a su gestión, fue que se haya priorizado el pago de $324 millones de los bonos 202, en plena emergencia sanitaria.

En el Consejo de la Administración Legislativa (CAL) argumentaron que no daban paso al proceso de fiscalización porque él estaba a cargo del refinanciamiento de la deuda, que se concretó en agosto de este año.

Su salida se da a pocos días de la firma de un nuevo acuerdo con el FMI en el que consta un préstamo por $6.500 millones, que se desembolsarán hasta 2022, a cambio de varios ajustes fiscales como el incremento del IVA en 3 puntos, eliminar la exención del IVA a universidades, eliminar la devolución del IVA a adultos mayores, entre otras reformas que se darían en 2022.

En su reemplazo, el Presidente Moreno designó al economista Mauricio Pozo, exministro de Finanzas durante el Gobierno de Lucio Gutiérrez.