Ayer se realizó la ceremonia de graduación de 61 estudiantes de la primera generación de Yachay Tech. Con presencia de autoridades, padres de familia y estudiantes empezó este evento importante en la plaza de la biblioteca de la institución.

Ceremonia. Los alumnos graduados pertenecieron a las carreras de Física, Pe-troquímica, Tics y Quími-ca. Algunos de ellos plasmaban en sus rostros alegría, otros nostalgia, pero sin duda, el orgullo de haber culminado una meta profesional reinaba en cada estudiante.

Hermann Mena, rector de Yachay Tech, manifestó que se siente muy contento de que 61 estudiantes que ahora se convierten en nuevos profesionales salgan a poner el nombre en alto de la universidad.

Mena acotó que el nivel de los estudiantes es excelente. “Hemos marcado un hito en la educación superior, los resultados se han publicado en revistas internacionales, eso cuenta muchísimo, y seguiremos en el mismo camino”.

Estudiantes de todo el país son parte de esta casona universitaria.

Por su entrega y sacrificio diario la representante de El Oro, María Rosa Preciado fue la mejor egresada con un puntaje de 9.7/10, ella llegó hace cinco años a esta universidad a estudiar Física.

Dos grandes experiencias se lleva al ser parte de Yachay Tech, la primera fue conocer a chicos que son apasionados por la ciencia y la segunda fue compartir con profesores que se dedican a resolver problemas que son importante para la sociedad y que su trabajo tiene mucho impacto.

Al ser nombrada como la mejor egresada, María Rosa Preciado se sintió muy contenta y no se lo esperaba.

“No fue como que yo siempre quería ser la mejor, solamente me dedicaba a hacer lo adecuado”. Ahora su meta es seguir estudiando sistemas dinámicos.

El ibarreño Richard Torres perteneciente a la carrera de Tecnologías de la Infor-mación de la Comunicación, también fue uno de los mejores estudiantes, y aseguró que ingresó a la ciudad del conocimiento porque es la primera universidad científica del Ecuador y principalmente porque existe un gran apoyo para los estudiantes en la parte investigativa.

“Me sentí muy agradecido por este reconocimiento, pero realmente la dedicación que uno pone para hacer sus sueño realidad se ha reflejado”.

Ahora sus planes futuros son continuar sus estudios de posgrado y le gustaría continuar con su empresa social tecnológica.

Para Vilma Lapuerta, madre de uno de los graduados, no fue nada fácil llegar al evento, pero hizo todo para ver a su hijo cumplir esta gran meta, ella es del Valle de los Chillos en Qui-to, tuvo que ocupar cuatro buses, se topó con un contratiempo ya que se suscitó un accidente de tránsito en la Avenida Simón Bolívar. Ella llegó sola a la graduación.

“Por eso me atrasé casi no le vi a mi hijo graduarse, pero logré llegar, estoy demasiado feliz”, manifestó la madre de familia.

Enfatizó que siempre apoyó a su hijo en estos cinco años de estudio.

Antecedentes.

El 31 de marzo del año 2014, inició sus labores académicas, con 187 alumnos de 22 provincias del país seleccionados en el Examen Nacional pa-ra la Educación Superior (ENES). El Gobierno de Ecuador invirtió hasta hoy más de mil millones de dólares en la universidad.