Luego de 12 días de paralización de actividades, a escala nacional, algunos gremios empresariales evalúan solicitar que se labore con normalidad el próximo feriado por el Día de Difuntos y la Independencia de Cuenca, que está programado entre el 1 y 4 de noviembre del 2019.

Daniel Legarda, vocero de la Federación de Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), y Javier Díaz, titular de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador (AITE), comentaron a este Diario que sería una opción válida trabajar esos días, con la intención de recuperar en algo las pérdidas generadas.

Por el lado de las exportaciones se estiman USD 300 millones perdidos. Flores y brócolí son los productos que se vieron más afectados. Legarda explicó que el perjuicio fue tanto a las empresas exportadoras, como a su cadena de producción.