Las piedras, palos y bombas lacrimógenasllueven en Tulcán durante el tercer día de paralización provincial.

Este jueves, los estudiantes de las unidades educativas Bolívar y Vicente Fierro salieron a las calles para unirse a la protesta que se inició el pasado día martes.

Hasta el momento se han registrado varios enfrentamientos con personal policial que ha utilizado bombas lacrimógenas para dispersar a los protestantes, quienes han respondido lanzando piedras y otros objetos.

Los exteriores de la Gobernación y el parque central de Tulcán son los puntos más álgidos de la protesta. Tanto policías como estudiantes han resultado heridos. Inclusive los representantes de los medios de comunicación han sido agredidos por el personal policial.

 

Un policía de la Dirección General de Inteligencia fue detenido por los manifestantes y permanece en las oficinas de la Prefectura. Piden la liberación de los más de 10 ciudadanos que ha sido detenidos hasta el momento en las protestas para liberar al oficial de la Policía Nacional.

Esto sucede en el centro de la ciudad de Tulcán, mientras el bloqueo de vías se mantiene en diferentes puntos del territorio provincial.

En Mascarilla se sumó la presencia de volquetas y excavadoras que bloquearon la Panamericana Norte, impidiendo el paso al sector del Valle del Chota, al cantón Pimampiroy a los seis cantones carchenses.

Ayer en horas de la noche se realizó una marcha por la ciudad, sin embargo en su finalización, ciudadanos y efectivos policiales mantuvieron agresiones tanto con piedras como con gas lacrimógeno. Producto de dicho enfrentamiento existieron detenidos donde se conoció habían menores de edad.

En la terminal terrestre de la ciudad no se está despachando las unidades de transporte interprovincial desde el pasado martes.

Las fuerzas vivas del Carchi demandan atención del Gobierno para levantar la medida de hecho