La Policía capturó a cuatro personas sospechosas del robo de 30 000 pruebas rápidas para Covid-19 en Santo Domingo, luego de allanamientos realizados la noche del miércoles 10 y madrugada de este jueves 11 de junio.

Los uniformados actuaron luego que se confirmó que los trabajadores de una empresa proveedora de insumos médicos contratada por el Municipio de Santo Domingo fueron interceptados el lunes 8 de junio por hombres armados, cuando trasladaban los insumos médicos por una de las vías de la provincia tsáchila.

En un comunicado, la municipalidad negó que las pruebas rápidas, adquiridas para realizar un testeo en barrios y cooperativas, hayan sido robadas y más bien dijo que 15 000 pruebas fueron entregadas al Ministerio de Salud, sin que existieran inconvenientes.

Dorian Calderón, subdirector de Investigaciones contra el Delito de Derecho a la Propiedad, dio a conocer que los detenidos son parte de una organización delictiva que opera bajo la modalidad de atraco en carreteras. En este caso, los delincuentes se hicieron pasar como funcionarios del Municipio de Santo Domingo para cometer el asalto.

Los falsos servidores municipales acordaron con los trabajadores de la empresa un punto de encuentro para la entrega de los insumos. En el lugar, los sometieron con armas de fuego y se llevaron las pruebas.

Tras un operativo se recuperaron 10 040 pruebas para Covid-19, mientras se continúa con las investigaciones para ubicar el material restante.

Entre los detenidos hay una mujer, de la que se sospecha que es la jefa de la organización delictiva.

Además, la Policía decomisó armas de fuego, municiones y teléfonos celulares, como evidencias.

Fuente: El Comercio, redes sociales