Azuay, Cañar y Morona Santiago sufren consecuencias de la actividad volcánica.

Las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago están en alerta debido a la ceniza y gases que emite el volcán Sangay, en actividad hace casi 230 días.

Así lo anunció el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias que también dio unas recomendaciones para los ciudadanos de dichas provincias.

«Use gafas, use agua limpia para el aseo de sus ojos, no se frote los ojos, cubra su nariz con un pañuelo húmedo, proteja a las personas que tienen afecciones pulmonares, use ropa que proteja la mayor parte de la piel, báñese periódicamente con agua limpia», indicó el organismo.

Además, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional menciona que se continúa registrando la emisión de gases y ceniza hasta 1.5 km snc (sobre el nivel del cráter) de la montaña.

En Cuenca se registra caída de ceniza desde la mañana de este miércoles, incluso eso produjo que el aeropuerto de Cuenca suspendiera sus actividades por dos horas.

La capital azuaya también inició el protocolo de emergencia de la ciudad.

En Cañar las autoridades repartieron mascarillas a la población, sobre todo a niños y personas de la tercera edad para evitar problemas de salud.