Un cartel mexicano mata y descuartiza a 19 personas y cuelga algunos de los cadáveres de un puente

5

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes «El Mencho», se atribuyó ayer el asesinato de 19 personas cuyos cadáveres fueron abandonados en tres zonas del municipio de Uruapan, en el occidental estado mexicano de Michoacán. Hasta el momento, el Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Michoacán mantiene bajo su resguardo los 19 cadáveres, de los cuales varios se hallaron desmembrados y otros tantos colgados de un puente. Las autoridades especificaron, además, que tres de las víctimas eran mujeres.

De acuerdo con la fiscalía estatal, en uno de los puntos fue localizada una manta donde el CJNG se atribuyó el múltiple crimen y plasmó amenazas contra el grupo delictivo autodenominado como Los Viagras, brazo armado del cártel de La Nueva Familia Michoacana. El organismo precisó que estos dos cárteles buscan el control de las operaciones ilícitas en Michoacán y las zonas limítrofes con los estados de Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Colima y Querétaro.

«Hay una pugna entre células que se atribuyen la pertenencia, o determinadas bandas delincuenciales, y se disputan el territorio para controlar las actividades relacionadas con la producción, distribución y el consumo de drogas», dijo ayer el fiscal de Michoacán, Adrián López.

El CJNG y La Nueva Familia Michoacana buscan tomar el lugar que dejó el cártel de Los Caballeros Templarios que fue desarticulado, aunque no hasta su extinción, por la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán que instaló en 2014 el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, anunció que su gobierno trabajará coordinadamente con la administración del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, para atacar a las bandas de narcotraficantes que operan en el estado. «Ante los hechos ocurridos en Uruapan, he instruido al gabinete de seguridad para que no bajemos la guardia y sigamos actuando con firmeza contra quienes se empeñan en quebrantar la ley y la tranquilidad de las y los michoacanos. Ni un paso atrás», informó Aureoles en Twitter.

Uruapan se encuentra en una zona boscosa propicia para la construcción de laboratorios clandestinos de drogas sintéticas, cuyos kilogramos puede tener un costo de entre los 5.000 y 8.000 dólares en Estados Unidos. El estado tiene además 470 kilómetros de litoral del Pacífico, donde autoridades federales han detectado importantes cargamentos de cocaína provenientes de Sudamérica.

«Sucesor» de El Chapo

Recientemente, la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) reveló que «El Mencho», considerado el narcotraficante más poderoso tras la caída de Joaquín «El Chapo» Guzmán, se esconde en montañas de los estados de Michoacán, Jalisco y Colima. Según la Fiscalía General de la República (FGR), el líder del CJNG, nació en el municipio de Aguililla, en la región de Tierra Caliente de Michoacán, ubicado a tan sólo 50 kilómetros de Uruapan.

En junio pasado, López Obrador ordenó el despliegue en Michoacán de cientos de agentes de la recién conformada Guardia Nacional, en un intento por contener la ola de violencia, que en esta región se remonta a más de una década. El 6 de septiembre del 2006, narcotraficantes del cártel de La Familia Michoacana arrojó las cabezas de cinco hombres en la pista de baile de un bar en Uruapan, donde además dejaron una cartulina con advertencias a un grupo rival. Se considera que este suceso fue el detonante de la inseguridad en la zona, que no ha remitido.

México padece una ola de violencia en la mayoría de delitos tanto de alto como de bajo impacto. En el primer semestre del año se registraron 17.138 homicidios dolosos, lo que supone una media de 95,2 asesinatos diarios y un 7,2 % superior respecto a las estadísticas del primer semestre del 2018, cuando se reportaron 15.973 casos.