La banda operaba desde Quito, Santo Domingo y otras ciudades del país

Una investigación de casi cuatro meses, realizada por la Subdirección Nacional de Investigación de Delitos contra la Propiedad, permitió la captura de supuestos antisociales quienes se dedicaban al robo a mano armada, secuestro, extorsión, sicariato, robo a domicilios, entre otros delitos.

El operativo se desarrolló de forma simultánea en varias provincias del país, entre ellas Imbabura, en donde se capturó a Carlos L., uno de los supuestos implicados, quien se encontraba en servicio activo en la Policía Nacional.

Tras conocer el modus operandi de la red delincuencial, compuesta por

Advertisement
Visual Composer Website Builder
ejecutores, campaneros, seguridad y otros roles delictivos, fueron intervenidos, algunos en delito flagrante y otros por boletas de captura que pesaban en su contra.

En este operativo también fueron aprehendidos tres policías, uno en servicio pasivo y dos en servicio activo. Además un militar en funciones también fue capturado.

En total, este operativo deja 16 privados de libertad, (cuatro policías y un militar), varios objetos incautados como celulares, armas de fuego, etc. Los detenidos fueron puestos a órdenes de la justicia.

Fuente: La Hora