Según el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador se mantiene el cierre de la carretera Alóag-Santo Domingo, que une a la Sierra con la Costa, en la que la noche del domingo se registró un deslave de roca y tierra en el kilómetro 54.

La vía se encuentra completamente limpia, sin embargo, permanecerá cerrada por precaución ante la posibilidad de que se presenten nuevos deslizamientos debido a la temporada de lluvias. Por su seguridad utilice vías alternas.

El resto de las vías de Pichincha, Napo y Orellana se encuentran habilitadas.