El dirigente de la Revolución Ciudadana (RC), Virgilio Hernández, negó que él haya creado o participado de grupos armados para desestabilizar al Gobierno. Este pronunciamiento lo hizo durante la comparecencia ante la Comisión Multipartidista de la Asamblea Nacional que investiga los hechos relacionados con el paro nacional de octubre.

Reconoció que durante las manifestaciones hizo un llamado al derecho a la resistencia, pero recalcó que aquello no es un delito porque es un derecho que garantiza la Constitución.

Tras señalar que su prisión preventiva es injusta, al igual que la de sus coidearios, solicitó que se le brinde un debido proceso con las garantías que lo establece la Constitución. En este sentido, pidió ser tratado como inocente, mientras

Advertisement
Visual Composer Website Builder
no se le demuestre lo contrario.

Expresó que si bien los asambleístas no pueden intervenir en el proceso, les aclaró que este es un tema político y que tanto a él, como a sus compañeros les persiguen no por el delito de rebelión, sino por pensar distinto.